El diablo va en bicicleta

Aparecido en el periódico de Aragón el 29-6-2011:
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=683527

El diablo ha renacido y se ha multiplicado. Sus cuernos ahora son manillares y ha sustituido las patas caprinas por ruedas y pedales. Sí, señores, témanlo, porque el diablo transita por las aceras con plena impunidad. Es un jinete apocalíptico empeñado en intimidar a los peatones con sus quince kilos de hierros y cadenas que intimidan más que un autobús sin frenos. Desde que el diablo se ha convertido en bicicleta ya no importa que los peatones campen a su aire por céspedes y calzadas, machacando hierba joven para dejar caminos de tierra donde antes había flores, obviando carteles y señales de tráfico. No importa que los peatones transiten con sus trolleys por los carriles bici porque es más cómodo que escuchar el traqueteo de la acera. No importa que esos mismos peatones tiren obstáculos sobre dichos carriles, o que caminen por allí con sus carritos de la compra y paseen con sus niños, o dejen miccionar a sus perros en árboles cercanos mientras las correas atraviesan de lado a lado las pistas grisáceas para ofrecer una original zancadilla. No tiene importancia que las furgonetas de reparto estacionen en esas vías ciclistas porque no hay zonas de carga y descarga suficientes, ni que lo hagan algunos taxistas cuando dejan o recogen a los clientes, ni las señoras que acuden a comprar el pan en su coche, ni los conductores que deben parar en algún sitio para coger la llamada porque no usan manos libres. No pasa nada, en realidad, toda la culpa la tienen esos engendros de dos ruedas, que no dejan de asesinar peatones día tras día. El gobierno oculta las estadísticas, no lo duden. Son estos vehículos del averno el objeto de crítica por excelencia. El mal de las ciudades modernas. Tengan cuidado, puede que hasta los políticos monten en bicicleta.

Óscar Bribián, 2011
Esta entrada fue publicada en Artículos, Pensamientos y anécdotas. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a El diablo va en bicicleta

  1. Me has recordado al ciclista Marco Pantani, apodado “EL diablo”. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *