Poesía II Terminó

Terminó

Cuando mueren los leones
Y el ardor se hace fortuito
Y la sangre no hierve
Y la piel no se estremece

Cuando cada lágrima es un poema triste
Y cada anochecer una nueva despedida
Y cada mirada una extraña incertidumbre

Cuando el amor se va
Y los corazones se distancian rotos
Y los reproches cubren la lejanía

Terminó
Y ya no quieres celebrar su nombre en todas las esquinas
Y no entiendes porqué ya no existe fuego
Y la desilusión golpea como puño de acero.

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Poesía II Terminó

  1. Buen poema Óscar, transmite muy bien esa sensación de final, el desencanto que flota sobre la ruinas. Un abrazo!

  2. Desamor y soledad, cuando cada lágrima es un poema triste… me gustó especialmente este verso. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.