Hay que hablar catalán, sí o sí

«¡Me duele España!» Decía Unamuno. No sé lo que pensaría de esto, sinceramente. Lo único que sé es que el oportunismo político y su podredumbre contemporánea permiten estas cosas. Nótese que la noticia ni siquiera se ha divulgado en España, y eso que afecta a un familiar de uno de los mejores futbolistas del mundo, casi una deidad en este país monotemático donde vivo. Obviamente, si se silencia hasta este punto la vergonzosa situación, el resto de seres mortales que viven en Cataluña no tienen ninguna posibilidad de que las cosas vayan a mejor:

http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2009/05/12/noticia_0069.html

En fin, yo me veré obligado a desplazarme muchos kilómetros porque no hay universidades cercanas que impartan mi carrera en castellano. De hecho, de cinco universidades públicas que la imparten, solo 2 la ofrecen en castellano. Increíble.

Esta entrada fue publicada en Pensamientos y anécdotas. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.